ceopan
Facebook Twitter Youtube
usuario: contraseña:

SE PRESENTÓ LA INDICACIÓN GEOGRÁFICA PROTEGIDA PA DE PAGÈS CATALÁN

Según el Conseller Pelegrí, la creación de esta IGP debe verse como un valor de indudable interés para el sector artesano


Se prevé que 250 panaderos formarán parte de este distintivo de calidad

El Conseller de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural de la Generalitat de Catalunya, Josep María Pelegrí, acompañado del Director General de Alimentación, Calidad e Industrias Agroalimentarias, Domènec Vila, y el Presidente de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Pa de Pagès Català, Xavier Vilamala, presidió el pasado 8 de Mayo la presentación oficial de la IGP Pa de Pagès Catalán.

En el discurso de presentación, el Conseller Pelegrí afirmó que desde el Departamento que encabeza se está haciendo una clara apuesta por impulsar, junto con el sector, los distintivos de origen y calidad agroalimentaria, ya que otorgan una valor añadido al producto y contribuyen a optimizar la competitividad en el mercado, uno de los objetivos prioritarios del Departamento. Según el Conseller, "somos un país con muchísimas cualidades, entre las que cabe destacar la capacidad de los productores agroalimentarios catalanes de hacer productos de gran excelencia".

El Conseller Pelegrí explicó que el Pa de Pagès es la segunda variedad de pan que se consume en Cataluña y la cuarta en el ámbito español, con una producción estimada de 39 millones de toneladas. Esta variedad de pan está muy arraigada a las costumbres de los consumidores catalanes porque se valora su elaboración artesana y de calidad y porque es el pan que tradicionalmente se relaciona con el típico pan con tomate. En este sentido, hay que poner en valor la relación con otros productos con Denominación de Origen Protegida (DOP) o Indicación Geográfica Protegida (IGP), como el aceite de oliva, ingrediente también fundamental de un buen pan con tomate. 

Para el responsable del Departamento, la creación de esta IGP ayudará a la potenciación de la panadería artesana en su conjunto, ya que en la práctica sólo estas empresas podrán elaborar y comercializar el Pan de Pagès según las normas establecidas. "Hay que ver la creación de esta IGP como un valor de indudable interés para el sector artesano".

Según datos del propio sector, 200 empresas (que representan unos 350 puntos de venta) ya han manifestado la voluntad de formar parte de la IGP, y las previsiones son que el número de empresas implicadas pase de 250.
 

Características de la IGP Pa de Pagès Catalán

La IGP Pan de Pagès Catalán ampara un pan que respeta una manera de hacer que, en esencia, se ha mantenido inalterada a lo largo de los últimos 100 años en Cataluña y que se fundamenta en procedimientos de elaboración lentos y en el saber hacer de los panaderos durante la cocción.

El pan protegido por esta distinción debe cumplir estrictamente un pliego de condiciones y un reglamento para garantizar que es un pan con todas las características del pan tradicional. Por este motivo, debe reunir unos rasgos determinados:
 
 - Visuales: Redondo, de imagen rústica, de corteza crujiente de color tostado, miga tierna y alveolado grande, del mismo color blanco que la harina que se utiliza, permanece tierno en el tiempo, etc.

- Organolépticos: Gran aroma y sabor, cierta acidez que mantiene la sensación de frescura, y textura agradable pasadas 8-9 horas.
 
El formato se conforma de manera manual y todo el proceso se desarrolla siguiendo una elaboración tradicional, con fermentaciones lentas, cociendo siempre las masas en hornos de solera refractaria.
 

Además, se presenta al público en pieza entera y sin cortar, se vende envasado utilizando siempre una envoltura individual para cada pieza de pan, se envasa en el punto de venta justo antes de la venta del producto al consumidor final, y sólo puede cortarse en rebanadas en el momento de venderlo, si el cliente lo solicita. Las bolsas oficiales para vender este pan llevan una etiqueta numerada del Consejo Regulador de la IGP Pan de Pagès Catalàn a fin de controlar la venta del producto.

Este plan se elabora exclusivamente en las panaderías inscritas en el Registro de establecimientos colaboradores. Su zona de elaboración comprende todo el territorio catalán.

Una IGP es un distintivo de origen y calidad europeo que reconoce la características diferenciales y / o la reputación de un producto elaborado en un territorio concreto. El reconocimiento estatal transitorio es un hito muy importante en el largo proceso de reconocimiento de una IGP, dado que a partir de ahora se podrá comercializar el producto con este distintivo.

Fuente de texto y fotos: Departamento de Prensa Generalitat de Catalunya


El Conseller, Josep María Pelegrí, durante la presentación, acompañado de Domènec Vila y de Xavier Vilamala

 

FacebookdeliciousdiggtechnoratiyahoomeneamefresquiMister Wong
2012-05-14 | Enviar Imprimir Ver en PDF

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúan navegando consideramos que aceptan su uso. Más información X Cerrar