ceopan
Facebook Twitter Youtube
usuario: contraseña:

"LAS VENTAS DE PAN HAN BAJADO UN 30% EN LOS ÚLTIMOS CUATRO AÑOS"

El Presidente de la Asociación Abulense de Empresarios de Panadería, Lorenzo Alonso, define la situación del sector en Ávila como "grave y dramática"


En tiempos de crisis, ni siquiera un sector que se dedica a artículos de primera necesidad se resiste a los envites de la actual coyuntura económica. El pan, base de nuestra alimentación durante siglos, también está notando la mala situación en la que nos encontramos y de la que parece que aún queda para consigamos salir. Lo saben las 164 panaderías que ejercen su actividad en la provincia de Ávila, según el presidente de la Asociación Abulense de Empresarios de Panadería, Lorenzo Alonso, que aunque asegura que no tiene noticia "de que hayan cerrado panaderías" en nuestra provincia, sí de que las ventas "han descendido un 30 por ciento en los últimos cuatro años".

Alonso señala que el sector está pasando por "una situación muy grave", porque con independencia de "los problemas coyunturales de todas las empresas" como pueden ser "problemas de financiación, fiscales,...", las panaderías tienen "otros problemas estructurales", como la competencia desleal de las grandes superficies, gasolineras, tiendas de chinos,...". Precisamente Lorenzo Alonso encuentra en la competencia desleal una de las principales causas de la bajada de ventas en las panaderías y añade que por ello "en España y en Ávila se vende el pan sin medidas de higiene". Destaca que mientras que en las panaderías tradicionales se toman las medidas oportunas ya que "las normas son de lo más rigurosas" al igual que "en el resto de la industria agroalimentaria", "en estos sitios se vende sin precintar", siendo "el único producto que venden así" en contraste con el resto. Según Alonso, "no se les ocurriría vender de esta forma por ejemplo los yogures". Al no estar precintado, el presidente de la Asociación pone énfasis en que "tú tienes la posibilidad de tocar el pan si quieres", "se puede caer",... Añade que "afortunadamente, la agencia española de seguridad alimentaria ha admitido que el pan tiene que ir precintado, para que se proteja al consumidor", pero que sin embargo las medidas no deberían acabar ahí porque no se especifica en el etiquetado los componentes, caducidad, origen,... Alonso critica que "a las autoridades les da igual" porque no se conocen intoxicaciones de pan". 

Consumo. El también presidente de la Confederación Española de Organizaciones de Panadería, Lorenzo Alonso encuentra otras de las causas del descenso de ventas, en que el consumo de pan "está decreciendo de una forma muy vertiginosa". Según datos oficiales, entre junio de 2010 y junio de 2011, descendió el consumo en un 9,8 por ciento a nivel nacional. Alonso asegura que estamos a la cola de Europa en cuanto a esta materia con 34 kilos por persona y año.

Según ha venido observando el sector la gente joven cada vez consume menos pan. Sin embargo, el sector continúa agrupando a más de 15.000 fabricantes de pan y más de 60 puntos de venta en toda España. No es de extrañar que como apunta Alonso se resientan las plantillas, aunque asegura que "no ha habido grandes despidos", "los panaderos están soportando con los trabajadores que tienen en general".

Futuro. Lorenzo Alonso define la situación como "dramática" y explica que desde la asociación están elaborando un "plan estratégico para reinventar el negocio". Insiste en que hay que "ir hacia una marca de calidad, especialidades,..." y que "hay que dar lo que el consumidor demanda". Alonso asegura que uno de cada dos consumidores son clientes de panaderías tradicionales, que el 50 por ciento de los clientes compra el pan por el precio, el 35% lo busca por la calidad-precio y el 10% porque quiere calidad. A estos últimos dice que es a los que hay que llegar principalmente. Alonso apunta que "un panadero a título individual en Ávila no tiene tiempo ni recursos para innovar, para investigar" y es por ello, que la Confederación Española de Organizaciones de Panadería posee un centro de I+D+i en Lleida, a disposición de sus asociados. De ahí salen "avances técnicos" que permiten que haya jóvenes que se estén interesando en tener panaderías porque gracias a ellos "no hace falta que trabajen noches ni fines de semana", y sortean lo que ha sido la jornada laboral del panadero toda la vida. Es por ello que existe una esperanza porque lo habitual es que cuando un panadero "se jubila, sus hijos no se quedan con el negocio".

"El pan engorda".Otra de las causas de la mala situación del sector es en palabras de Lorenzo Alonso "la mala prensa" que tiene el pan. El presidente de la asociación recuerda que según diversos estudios científicos "el pan no engorda", que de hecho es "la base de la dieta mediterránea". Alonso relata que se ha hecho alguna investigación en la que se suministró pan a un grupo de mujeres que hacían dieta y mientras que a otras no, y tras realizar durante el mismo número de días la misma dieta "las que habían adelgazado resultó que eran las que habían comido pan".

En este sentido, critica que no reciben "ni un solo euro de la administración española ni de la Unión Europea para promocionar el pan" como si lo reciben en cambio "productos como el aceite de oliva". Por ello, desde la Confederación Española han hecho una campaña que se llama "pan cada día", con sus propios recursos, para insistir en la idea de que el pan no engorda, con testimonios de prestigiosos nutricionistas, para intentar acabar con la extendida idea contraria.

Fuente de texto: Belén Ortega, El Diario de Ávila (lunes, 7 de noviembre de 2011)

Foto: Diario de Ávila Digital

FacebookdeliciousdiggtechnoratiyahoomeneamefresquiMister Wong
2011-11-15 | Enviar Imprimir Ver en PDF

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúan navegando consideramos que aceptan su uso. Más información X Cerrar